Tu naturaleza nos guía

ESTUDIO BROMATOLOGICO DE LA PLACENTA HUMANA.


La placenta es el órgano intermediario entre el feto y la madre.
Además de actuar como barrera que impide el paso de sustancias nocivas para el normal desarrollo del futuro bebé , la placenta va acumulando a lo largo de todo el embarazo una cantidad importante de sustancias tales como el hierro, que junto con otros minerales , vitaminas , hormonas y sustancias destinadas a regular la inmunidad y la coagulación sanguínea , convierten a la placenta en un compuesto orgánico de alto valor biológico.
La presencia en la placenta de una hormona llamada Lactógeno placentario(Parecida a la hormona de crecimiento), que estimula la formación de leche materna, invita a preguntarnos sobre la finalidad de su presencia en la placenta, ya que hasta ahora, en nuestra cultura, la placenta después del parto ha sido considerada como un material de desecho o para uso cosmético por su alta capacidad regeneradora.
Sin embargo el resto de los mamíferos, tras alumbrar la placenta en el parto, la ingieren automáticamente, formando parte del comportamiento animal codificado genéticamente a tal fin. (El ser humano también posee el gen de la placentofagia, llamado Mest/Peg1, en el cromosoma 7q32)
Es importante señalar que la ingesta de la placenta , acto denominado Placentofagia, la realizan tanto los mamíferos carnívoros como los herbívoros, convirtiéndose en una fuente muy importante de sustancias nutritivas para la madre y su cría, la cual se beneficia a través de la lactancia.
La vitamina K tiene actividad principalmente antihemorrágica, factor importante en especial para el parto, ya que las pérdidas de sangre y el control de la coagulación en el post-parto son de vital importancia.
La placenta no solo es rica en vitamina K, hierro y demás vitaminas tan necesarias para la reconstitución materna y del recién nacido, sino que posee una cantidad importante de hormonas destinadas posiblemente a compensar el gran déficit hormonal que se produce en el organismo materno tras el parto, el cual se ha relacionado con el posible origen de las depresiones post-parto.
Estudios antropológicos confirman que la hembra de la especie humana de distintas épocas y culturas realizó la placentofagia de forma tan natural como realiza en la actualidad la lactancia materna. Los factores culturales que han introducido el tabú como elemento de freno a la placentofágia y el asco como su herramienta más importante, son cuestiones de gran interés para el campo de la psicología, la sociología y la antropología actuales.
En la actualidad existen personas con mentalidad orientada a respetar los mecanismos naturales, tanto en Estados Unidos como en Inglaterra y resto de Europa, que están realizando la placentofagia, siendo necesario realizar estudios científicos que elaboren una propuesta actualizada de este paso fisiológico tan importante.
Muchos son los aspectos a tratar sobre este tema, el cual a modo de introducción hemos intentado resumir.
Necesitamos recoger la mayor información posible acerca de este hecho tan relevante en la evolución del ser humano.

Estamos recopilando toda información posible acerca de la ingesta placentaria en humanos. Si tiene usted alguna experiencia sobre este tema o algún conocimiento que pueda ayudarnos a ampliar datos, le agradeceremos que nos escriba:

bromatologiaplacenta@canariasbiomedica.com

Un cordial saludo:

Sergio L. Sánchez Suárez
Medico Coleg. nº 3.313

Las Palmas de Gran Canaria

España

1º Mayo 2003

AVISO: En el nº 3 de la revista de divulgación científica "Gen-T" hemos publicado un artículo titulado "Placenta Humana: Sabiduría genética, instinto inteligente" (Pag. 20 a 26) http://issuu.com/euroespespublishing/docs/www.gen-t.es